jueves, marzo 09, 2006

Los tambores anuncian la buena nueva: el enemigo no es invencible

Aguamanda quiere invitar a todos

El dia sábado 11 de marzo, a las 15 hs. desde Rocamora y 25 de mayo, se formará un desfile de cientos de tambores de batucada por la tradicional calle 25 de mayo hacia avenida costanera...( intentando rememorar nuestro antiguo carnaval ), evento al cual le queremos sumar la participación completa de la gente de nuestra ciudad, que invitamos para que concurra con cualquier instrumento percusivo...con el fin de sumarlos al desfile.

A las 20.00 hs del mismo día, se llevará a cabo la "Muestra" , en escenario de la Plaza Colon, con entrada libre para todo el mundo, en el cual cada grupo dispondrá de 15 min. para realizar sus toques, en calidad de mostrarle a los demás su música.

Grupos ya confirmados : La Chilinga, Enrroque Tambor, Batucadas de las comparsas Ara-Yeví, Mari-Mari y Obahia, Batucadas de Gualeguay, Las Audaces, Bahia Batuque, Juego de Manos, Tumba-la-tá...

El domingo...lo más importante...todos los grupos mas toda la gente de Gualeguaychú y alrededores...vamos a reunirnos en Arroyo Verde para ir tocando hasta el puente internacional...en manifestacion , repudiando la instalacion de las plantas celulosicas en Fray Bentos.
Organización general: Martin Piaggio , Pedro Boari, Carlos "el ojon" Demestri.

En breve tendremos fotos y noticias de lo que fue la llegada a Buenos Aires.
Abrazos

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Fuerza gente!!!!!!
Que si nos ganan, sepan que aún después y más, seguiremos peleando por lo que es JUSTO!!!!!!
Mi corazón los acompaña desde Rosario: Que el Agua Mande!!!!!!!!

Matheus Salvi dijo...

salvisalvi Hermanos de El Agua manda!!
Estou muito feliz por saber do sucesso da expedição, mais ainda por ter conhecidos voces e poder compartilhar de alguns dias de convivencia, remadas e muitos apreendizados. Me sinto orgulhoso de conhece-los e tambem por saber os motivos e ideais por qual realizaram a expedição, o futuro do meio ambiente está em nossas mãos e são ações como essa que irrão garantir a vida das nossas futuras gerações!!
Abraços do irmão brasileiro Matheus Salvi
até um próximo contato e El Agua Manda

Anónimo dijo...

unas fotos de ayer en el puente

http://argentina.indymedia.org/news/2006/03/382984_comment.php#382998

Pablo dijo...

Amigos de El Agua Manda: mi nombre es Pablo Seoane y quería contarles que el pasado 11 de Febrero llegamos a Santo Tomé(Ctes), con nuestras piraguas y desde allí salimos a remar hacia Colón, Entre Ríos, ciudad en la que vivimos.
Junto a mi hermano y dos amigos remamos en 13 días los 570 kms que separan ambos pueblos. Solo teníamos dos semanas de vacaciones y las empeñamos en realizar ese maravilloso viaje.
En cada uno de los lugares que llegamos nos comentaban que una semana antes habían estado Uds. Realmente nos hubiese encantado encontrarlos en algún punto de su increíble aventura.
Estos días he estado visitando su página web y leyendo sus relatos y sus crónicas con gran emoción porque, si bien el viaje que han realizado ha sido de dimensiones mucho más grandes que el nuestro, las vivencias, emociones y los lugares por donde estuvieron en Corrientes han sido los mismos y esto nos emociona mucho.
El año pasado remamos desde Colon hasta San Fernando (B.A) por lo que me permito decir que en estos dos viajes he conocido la mitad de nuestro hermoso y amado río y coincido absolutamente con Uds. cuando, en la carta entregada al presidente dicen que eligieron conocer lo que defienden.
Realmente nos gustaría mucho contactarnos con Uds. para intercambiar anécdotas y vivencias. Les dejo mi correo por si quieren responderme.
Un abrazo enorme y felicitaciones.!
Pablo A. C. Seoane
DNI 26.101.783
pabloseo@yahoo.com.ar

Anónimo dijo...

El agua y su circunstancia
14/03/06
Por Oscar Taffetani
(APE).- Más de diez mil personas -reportaron los diarios- llegadas desde distintos puntos del globo, se congregaron el último fin de semana a orillas del Lago Argentino, provincia de Santa Cruz, República Argentina, para ver el inolvidable espectáculo de la ruptura de una pared de hielo de 60 metros de altura.
Cámaras de los canales de televisión y multitud de turistas se apostaron desde el viernes 10 de marzo, esperando el gran acontecimiento.
Pero la pared, para tristeza de los fotógrafos, se rompió a las 23 horas del lunes 13, con el estrépito acostumbrado y causando la marejada acostumbrada, sobre las heladas y oscuras aguas del lago.
En ese mismo momento, a cuatro mil kilómetros de allí, en uno de los tres barrios aborígenes de Castelli, comenzó a salir agua de una canilla comunitaria, alegrando a los niños que montaban guardia desde la tarde.
Los chicos de Castelli evitaron así, por el milagro de la canilla, tener que hacer una caminata de 17 kilómetros hasta la represa, segunda y última fuente de agua potable para los barrios aborígenes de Castelli, provincia del Chaco, República Argentina.
Es impensable que seres humanos que están parados sobre la corteza del Acuífero Guaraní, la tercera reserva de agua potable del mundo, con 1.200.000 kilómetros cuadrados de extensión, tengan problemas para conseguir agua. Pero ocurre.
(Muchas de las cosas que pasan son impensables. Y sin embargo, ocurren).
Una reserva moral
Si existe un continente lingüístico en Sudamérica, ése es el tupí-guaraní.
En la misma península de Florida, actual territorio de los Estados Unidos, se observan topónimos como Ticonderoga, de origen guaraní. Guantánamo es palabra guaraní, lo mismo que Caracas, lo mismo que Paraná, Sarandi, Tuyú y Ajó...
“Agua” se dice en guaraní con una partícula minúscula, colocada al final o al comienzo de los vocablos: la y (equivalente a una í acentuada). Y una á significa “lugar”.
Pensemos en los topónimos guaraníes de las tres provincias litoraleñas argentinas. Sumemos los del Uruguay y el Paraguay. Y los de Brasil.
Grande o chica, ruidosa o mansa, del color de la tierra o del cielo, reflejando la luna, trasparente como la mirada de un niño, dulce como leche de madre, allí está el agua, la que nos ha dado los dientes, la que nos moja la lengua, como lo supo escribir Guillén.
En el Corán, biblia de los pueblos árabes, no están nombrados los camellos.
Eran tan cotidianos, en aquel mundo de agua escasa y arenas ardientes, que no hacía falta nombrarlos.
Con el agua, en el vasto continente tupí-guaraní, pasa lo mismo: está por todas partes.
El Acuífero Guaraní es un enorme reservóreo de agua, más importante, para la humanidad, que los glaciares patagónicos, que los hielos continentales y la blanca inmensidad del Continente Blanco.
Por encima del Acuífero Guaraní, existe un continente linguístico y cultural, una trama de vidas y de sueños anterior a las repúblicas, anterior a los tratados de límites.
El agua -lo diremos una vez más- no es nunca el agua sola, glacial y pura, congelada para la postal de un mundo frívolo y suicida.
El agua es el agua y su circunstancia.
Es el milagro de la canilla que comienza a surtir belleza poco antes de la medianoche, en un humilde barrio de Castelli, Chaco, República Argentina, a cuatro mil kilómetros del imponente glaciar Perito Moreno.

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.